Calentando motores y engrasando cadenas

Jesús Ramirez Vinuesa – Poco a poco se acerca la temporada, y aunque fuera de la península ya se celebran triatlones, en la península los triatlones arrancan.

Con el buen tiempo empieza la temporada de triatlón y tenemos que ir preparando el cuerpo y el material para las carreras, y en este post hablaré un poco de los últimos ajustes tanto físicos como de material que se realizan pre-competición.

En cuanto a los entrenamientos, poco a poco se intensifican y las series a ritmo competición hacen su presencia en el día a día. No es una época de excesivo volumen pero la intensidad poco a poco hace la fatiga.

Otro aspecto muy importante es ir desempolvando el material de competición, que muy probablemente tengamos guardado aun con arena de la última carrera del año.
El neopreno de estar guardado en el armario se seca como una esponja, por lo que previo a una competición es recomendable meterlo en agua para que se ablande un poco. Un error muy típico es ponerte el neopreno a principio de temporada seco y que se raje o se marquen las uñas.

La bicicleta es nuestra máquina de trabajo y es posible que de todos los entreno de pretemporada se haya desajustado. Lo recomendable es llevarla a nuestro mecánico de confianza, una buena limpieza de la cadena o un cambio de ella es básico para el rendimiento de la bici, además de cambio de cables y reajustes de cambio.

Y por último si has hecho algún cambio de material, tanto en zapatillas o gafas, es fundamental probarlo antes de una competición, por muy básico que parezca el cambio nunca sabremos cómo nos funciona ese material con un alto nivel de exigencia, con esto me evito roces y ampollas.