FGLR-Estudiantes, un partido “muy peligroso”

La Liga EBA no podría estar más emocionante. Esta jornada nos depara un calendario de lo más interesante para el grupo de cabeza en el que el primero, Real Madrid, recibe al tercer, el Casvi, y el segundo, Canoe, visita al Gran Canaria. Todo esto carecería de importancia si no fuera por lo ajustada que está la clasificación entre 2º,3º y 4º (FGLR), estando La Roda a una victoria de sus dos predecesores más inmediatos.

Con este panorama, el FGLR recibe al Estudiantes. Un partido que según Alejandro González es “muy peligroso”, porque “es un equipo ya descendido, prácticamente compuesto por el junior y vienen de ganar la fase final de Madrid y de clasificarse para el campeonato de España“.

A todo esto se suman las cualidades de nuestro rival, que pasan por ser “un equipo que juega muy rápido y que se centra fundamentalmente en tirar triples, muy dado al juego exterior”, por lo que “si no estás atento en un momento te pueden hacer un parcial muy grande”. De ahí que sea determinante para el FGLR “dominar el rebote y defender muy bien para darles problemas y provocar malos tiros”, aseguraba el técnico del conjunto rodense.

Jornada de máximo interés

La Roda está obligada a ganar si quiere seguir aspirando a un puesto de la fase de ascenso. En este sentido, Alejandro González subrayaba que “como nosotros vamos detrás (4º), lo que tenemos que hacer es ganar nuestro partido y ver qué pasa“. Y es que para alcanzar el tercer puesto “necesitamos que Canoe o Casvi pierdan los dos partidos que quedan y nosotros ganar los nuestros”.

Las opciones del FGLR pasan por sus aciertos y por los errores ajenos. Y es cierto que esta jornada los tres primeros tienen choque complicados, como señalaba el técnico del FGLR. Nuestros rivales más directos tienen partidos difíciles: el Real Madrid (1º) recibe al Casvi (3º) y el Canoe “también tiene un choque complicado en Gran Canaria”.

Así las cosas, este sábado además del partido FGLR-Estudiantes el baloncesto rodense y su afición estará muy pendientes de lo que hacen los de arriba.